Iniciación a las operaciones de los mercados bursátiles

Como se mencionó en el artículo anterior, pasaremos a profundizar un poco más sobre sobre las “ventas en corto” y “compras en largo”, las opciones con las que se puede operar un instrumento financiero en el mercado bursátil.

Ventas en corto

El concepto “venta en corto” o como también se conoce “vender en corto” puede presentar cierta confusión a los usuarios que se están iniciando en este mundo. Aunque el precio de mercado de un instrumento este en caída el trader puede obtener beneficio de esta situación a través de las ventas en corto. Claro surge la pregunta ¿Cómo se puede hacer la venta de un activo que no nos pertenece físicamente? La respuesta será; tomándolo prestado.

Compras en largo

Si hablamos en los términos de traders, si deseamos hacer una compra de un instrumento, esto hace referencia a una “operación en largo”. Esta expresión es un termino con el que, deben acostumbrarse los operadores principiantes. En algún momento nos hemos encontrado con la expresión “comprar barato para vender caro”, pues de eso se trata. Cuando compramos u operamos en largo con un instrumento, lo que se quiere es que se revalorice. En consecuencia, si se compra una acción a 7 dólares y se vende a 9, se obtendrá una ganancia de 2 dólares, tan simple como esto.

Lo ilustraremos de forma sencilla mediante este ejemplo:

Imaginemos que las acciones de Apple se negocian en 500 dólares en el mercado bursátil y tenemos la idea de que existe la probabilidad de que ese valor caiga en el futuro y que bajara hasta los 400 dólares por cada acción. En tal sentido queremos aprovechar esa devaluación y vender en corto 1 acción y así lograr 100 dólares con dicha operación si se dan las condiciones planteadas. 

Ahora bien, tenemos al Sr. John quien hipotéticamente es el dueño de una acción de Apple y como es un inversionista, mantendrá su acción a largo plazo ya que piensa que su precio aumentará a futuro. Lo que hacemos es comunicarnos con este Sr. y le solicitamos que nos preste su acción para devolverla en el futuro y John está de acuerdo con la oferta.

Entonces, lo que se debe hacer es vender inmediatamente la acción de John al valor del mercado que son 500 dólares en ese momento. Afortunadamente nuestra predicción fue correcta y el valor de las acciones de Apple cae en las próximas semanas hasta el punto que se estimó, es decir, 400 dólares por acción. Procedemos a comprar nuevamente la acción de la empresa que se vendió en 500 dólares ahora a 400 dólares. Logrando así una ganancia de 100 dólares luego de regresarle su acción a John.

Es probable que pienses que este es un procedimiento muy complejo para los usuarios que se están iniciando en este mundo del trading. Sin embargo, como estamos operando con CDF y contratos de futuros, el proceso se facilita en gran parte.

En este caso no hay que contactar a ninguna persona del otro lado de la operación (como John) para que nos facilite su acción. Aquí entra en juego el bróker en el que estemos operando, solo debemos centrarnos en el botón de VENDER y presionarlo si pensamos que el instrumento bajara su valor o presionar el boto COMPRAR si se piensa que el instrumento incrementara su valor.

Las plataformas de trading

Con la llegada del internet, los usuarios minoritarios individuales han podido tener más acceso a los mercados bursátiles. En la actualidad es posible el uso de brokers online (como AVA Trader) en los que se puede hacer una apertura y cierre de operaciones con instrumentos financieros mediante la plataforma de estos brokers.

La evolución que ha experimentado los brokers, ha permitido el desarrollo de plataformas para dispositivos móviles como tabletas y aplicaciones para smartphone, lo que nos brinda la posibilidad del acceso constante a nuestras cuentas, desde las diferentes conexiones a internet.

En nuestra plataforma de trading se puede observar en tiempo real los precios de los diferentes instrumentos con los que se opera, las gráficas más importantes con las variaciones en los precios, brinda la opción de venta o de compra con tan solo oprimir un botón. De igual forma se puede configurar la dimensión de las ordenes ya sean de compra o venta, permite también establecer parámetros de precios para que las ordenes se aperturen o se cierren de forma automática.

Las cuentas de demostración

Actualmente la mayoría de los brokers le brindan la posibilidad de aperturar una cuenta de demostración, para que realice practicas antes de que inicie operaciones en una cuenta real. Este tipo de cuenta muestran en gran parte las funciones y propiedades de la cuenta real, sin olvidar el detalle más importante que es, el precio actual y en tiempo real de los mercados. Se recomienda abrir inicialmente este tipo de cuenta para que logre un nivel básico de dominio de la plataforma, esto le dará cierto grado de comodidad cuando tenga que operar en una cuenta real.

El diferencial o el coste de operar

El diferencial es el coste de colocar una posición en el bróker. Este recibirá un diferencial por brindarnos los servicios de su plataforma de trading, software y acceso al mercado. Los instrumentos se valoran en dos precios cuya diferencia es sutil, y fluctúan según su condición de compra o venta. Es decir, si se quiere vender un instrumento, se nos presenta un precio, pero si lo que se quiere es comprar se nos presentara otro precio ligeramente superior.

Esta pequeña variación entre un precio de compra y de venta es lo que se conoce como diferencial, por lo general es mínimo, sin embargo, el coste va a depender del volumen de la orden. A mayor volumen de la orden mayor será el coste. Atenderemos a profundidad el tema de los diferenciales más adelante, pero por ahora lo que se requiere es entender a qué se refiere el coste de colocar una posición.

Capital inicial

La gran mayoría de los brokers nos permiten aperturar una cuenta de traiding con montos bajos de tan solo 100euros/dólares/libras, y esto es gracias a los apalancamientos, a razón de los altos márgenes de apalancamiento que brindan los diversos instrumentos financieros no se requieren de capitales muy altos para comenzar en el trading. Sin embargo, muchos de los traders se inician con unos cuantos miles y de este modo enfrentar la inestabilidad de ciertos mercados.

El apalancamiento se refiere a que nuestro brokers, nos presta fondos para operar con órdenes mayores, de tal manera que el aporte sea una parte mínima de la inversión como garantía; esta porción es conocida como margen exigido. Con este método se puede abrir ordenes de mayor volumen, utilizando un capital parcialmente menor (o margen). En tal caso, así como se puede lograr grandes beneficios, por otro lado, se puede experimentar grandes pérdidas.

Por ejemplo, si se ofrece en el bróker un apalancamiento de 200:1, con 100 dólares, se pueden adquirir 20 000 dólares de un instrumento cualquiera. Cabe destacar que cada instrumento manifiesta un nivel de apalancamiento que difiere en función de la liquidez del mercado.

En un artículo posterior, nos enfocaremos con mayor detalle al concepto del apalancamiento el cual resulta de gran importancia en el mundo del trading.

¿Cuál debe ser el inicio?

La formación es vital para lograr tener éxito en el mundo del trading, ya sea a tiempo parcial o a tiempo completo, dedicar tiempo y esfuerzo al estudio del trading es importante.

Le recomendamos que continúe con nuestros artículos, estos le ayudaran en la comprensión de los conceptos básicos, los videos le ayudaran a entender diferentes términos técnicos y conceptos fundamentales, de igual forma usted puede iniciar sus prácticas con su cuenta de demostración.

Es necesario que pueda realizar lecturas de los gráficos, también resulta importante que pueda interpretar los factores económicos, sociales y políticos que provocan las variaciones en los instrumentos con los que se operan. Estos dos aspectos son los que definen el análisis técnico y fundamental, vale la pena destacar que estos elementos se atacaran con mayor atención en nuestros videos para principiantes.

Sin más, iniciemos el aprendizaje y ¡buena suerte en su proceso de trading!